Venezuela no fue electa como miembro del Consejo de Derechos Humanos

Este martes 11 de octubre Venezuela quedó por fuera de la silla a la que optaba en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU. Chile y Costa Rica serán quienes ocupen las dos vacantes del grupo de América Latina y el Caribe. Los resultados entre los candidatos fueron: Chile 144 votos, Costa Rica 134 votos y Venezuela 88 votos. 

Esta decisión es un mensaje claro, no solo sobre la selectividad de quienes han de ocupar estos importantes espacios de atención al cumplimiento de los derechos humanos, sino también una respuesta condenatoria sobre las violaciones sistemáticas de derechos que siguen ocurriendo en el país. 

Aun cuando la Resolución 60/251 de la ONU destaca que “los Estados miembros tendrán en cuenta la contribución de los candidatos a la promoción y protección de los derechos humanos y sus promesas y compromisos voluntarios contraídos al respecto” Venezuela, en esta materia, tiene hasta hoy unas cuantas tareas pendientes. 

Desde el año 2006, fecha en la cual se creó el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Venezuela ha asumido tres mandatos, sin embargo, son muchas las recomendaciones y estándares que han quedado sin ser atendidas. 

Derechos en deuda

La falta de investigaciones y acceso a la justicia por graves violaciones a los derechos humanos han provocado a la comunidad internacional activar diferentes mecanismos internacionales respecto al país. 

Actualmente Venezuela cuenta con la Oficina del Alto Comisionado (ACNUDH), la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela y la Corte Penal Internacional en miras a continuar con las investigaciones sobre violaciones de derechos humanos en el país y la sociedad civil continuará exigiendo el cumplimiento de las recomendaciones que ha venido acumulando el Estado venezolano durante décadas.