Siete países pedirán la renovación de la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela en la ONU

Un grupo de países de la región tomó la iniciativa de liderar la resolución que solicite ante el Consejo de Derechos Humanos la renovación del mandato de la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela. Estos países son Brasil, Canadá, Chile, Guatemala, Paraguay, Perú y recientemente se sumó Ecuador.

Para que sea aprobada la renovación de dicho mandato, se deben obtener más votos afirmativos o abstenciones que votos negativos en la Sesión 51 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que inició el pasado 12 de septiembre y culminará el 7 de octubre.  

El hecho de que el grupo esté conformado por países de la región es un impulso importante para las organizaciones a seguir trabajando por las víctimas dentro y fuera de Venezuela.

Los informes presentados por la Misión han dejado en evidencia la necesidad de contar con estos mecanismos para que se garantice el establecimiento de responsabilidades antes los crímenes de lesa humanidad que han venido siendo investigados desde septiembre de 2019. 

Los tres mecanismos internacionales: la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos (la Misión), la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y la investigación ante la Corte Penal Internacional (CPI) que se han activado en respuesta a la grave situación de derechos humanos que enfrenta Venezuela son importantes; todos y cada uno garantizan la protección de los derechos de la población, la investigación de los hechos de violencia ocurridos y la determinación de responsabilidad penal individual de los perpetradores.

La manera en que se complementan unos con otros marca la necesidad que los tres mecanismos continúen trabajando sobre la crisis venezolana y generando aportes desde sus respectivos campos de acción.

“Es necesario que se movilicen las voluntades políticas y diplomáticas en la lucha contra la impunidad en la región y en particular en Venezuela” afirmó Clara del Campo de Amnistía Internacional durante una rueda de prensa el pasado mes de agosto en la que más de 125 organizaciones unieron sus voces para exigir la renovación del mandato de la Misión de la ONU para Venezuela.

Por otro lado, en un informe presentado por organizaciones de la sociedad civil se expone claramente la importancia que tiene el trabajo que ha venido desarrollando la Misión para Venezuela destacando que “los mecanismos de monitoreo manejados por la MII favorecen el establecimiento de las responsabilidades del Estado y de individuos que ejercen hoy el poder en Venezuela”. 

DESCARGA EL INFORME AQUI

La Misión de la ONU para Venezuela, no solo ha sido fundamental en el trabajo de documentar los patrones más graves de violaciones de derechos humanos que pueden constituir crímenes de lesa humanidad cometidos en el país, sino que es un altavoz para que sean escuchados quienes exigen justicia. 

El trabajo de la sociedad civil, la organizaciones sociales y las víctimas que han compartido su testimonio, ha sido fundamental para que las misiones diplomáticas hayan decidido acompañar la solicitud de renovación y representa una esperanza para lograr justicia en un momento en que se siguen cometiendo muchos de los graves crímenes y violaciones que dieron origen a la Misión. 

#QueSigaLaMisión es una meta importante para las organizaciones, pero lo es especialmente para las víctimas y para que se garantice la justicia y verdad en el país, así como también para que se genere una respuesta de memoria y no impunidad en Venezuela.