Observatorio Digital de Femicidios de Cepaz documentó 62 femicidios consumados en los primeros 3 meses de 2022

El Observatorio Digital de Femicidios del Centro de Justicia y Paz (Cepaz) documentó 62 femicidios consumados en los primeros tres meses del año 2022, y 24 femicidios frustrados. Hubo una acción femicida en Venezuela cada 26 horas. Un total de 23 niños quedaron huérfanos por el femicidio de sus madres. Tres presenciaron los hechos violentos. En el mismo periodo se registraron 14 femicidios de mujeres venezolanas en el exterior.

Femicidios en marzo

Desde el 1 hasta el 31 de marzo de 2022 hubo 21 femicidios consumados y 11 femicidios en grado de frustración. En promedio hubo una acción femicida cada 23 horas. Siete niños quedaron huérfanos. Uno de los niños presenció la muerte violenta de su madre. El 28,6% de los casos de femicidios consumados en Venezuela en el mes de marzo ocurrieron en Lara; el 23,8% en Zulia, 9,5% en Carabobo y 9,5% en Caracas.

Se registró que el 43% de las víctimas tenía una edad comprendida entre 19 a 24 años. Una de las víctimas estaba embarazada. En el 9,5% de los casos se mencionó la participación de una mujer como coautora o cómplice en la violencia femicida.

Además, el 4,8% de los agresores era funcionario policial retirado. El 28,5% de los casos tuvo agresores en edades comprendidas entre 40 y 51 años. Otro 28,5% tiene edades comprendidas entre 19 y 35 años.

Con relación a la detención del agresor, en el 33,3% de los casos se encuentran en situación de fuga. El 47,6% fue aprehendido con posterioridad al hecho ocurrido y un 19% murió en el contexto de los hechos violentos. Se documentó que en 4,8% de los casos los ofensores actuaron en grupo de dos.

Relación entre víctima y agresor y ámbito de ocurrencia

En el 19% de los casos la relación entre víctima y ofensor estuvo dentro del marco de la misma familia (padres, padrastros, hermanos, hijos, hijastros, primos, etc.). Mientras que en el 61,9% se registró que la relación afectiva entre víctima y agresor estaba constituida por vínculos de parejas y exparejas con o sin convivencia bajo el mismo techo.

Respecto a la aparente motivación de los hechos acaecidos, en el 23,8% de los casos la motivación estuvo alrededor de una escena de celos o alegatos de infidelidad íntima; 4,8% en medio de violencia obstétrica; 4,8% la motivación estuvo vinculada a un ataque sexual; 4,8% por desprecio a una condición o vulnerabilidad.

Sobre el ámbito de ocurrencia, para el 71,4% de los femicidios ocurrió en el ámbito privado, esto es en la casa de habitación de la mujer o en la casa de ambos. Seguido de un 9,5% que ocurrió en plena calle. Sobre el contexto femicida, tenemos que el 61,9% se trató de femicidios íntimos. Otro 19% femicidios familiares y 9,5% femicidio sexual.

Entre los factores de riesgo destacados tenemos, en el 4.8% de los casos, un embarazo no deseado. Otro 4.8% una comunidad vulnerable en las que existen altos niveles de pobreza, delincuencia y problemáticas sociales. En el 19% de los casos los testigos fueron familiares y/o conocidos de las víctimas. En el 9,5% lo fueron transeúntes.

Femicidios en el exterior

También en el mes de marzo hubo tres muertes violentas de venezolanas en el exterior. No hubo femicidios en grado de frustración. En promedio, cada 10 días hubo una acción femicida contra una mujer venezolana en el exterior. Todos los femicidios de venezolanas en el exterior ocurrieron en Colombia. Las víctimas estaban en edades comprendidas entre 22 a 33 años. Tres niños quedaron huérfanos. Dos niños presenciaron los hechos violentos.

No se registró la edad de los agresores en el 66,7% de los casos. El 33,3% tiene edad entre 23 a 27 años. El 66,7% de los casos de femicidios de venezolanas en el exterior ocurrieron en plena calle. El otro 33,3% en el ámbito privado.

En el 33,3% tuvo como signos de violencia sobre el cuerpo de las víctimas mutilaciones. Otro 33,3% presentó el cadáver arrojado en vía pública. Y en el otro 33,3% no se menciona. Un 33,3% de los casos ocurrió en un contexto de bandas criminales y otro 33,3% se trató de un contexto íntimo. En el 33,3% de los casos de femicidios de venezolanas en el exterior se reportó la utilización de arma de fuego corta y en 66,6% arma blanca. En el 66,7% de los casos los agresores están en fuga.

Existían vínculos de pareja o expareja en el 16,7% de los casos. Un 33,3% los ofensores eran miembros de la misma familia. En 50% de los casos no había ninguna relación previa. En el 33,3% aparece como factor de riesgo un contexto de migración.

Datos ausentes

A pesar de que desde el Observatorio hacemos nuestro mayor esfuerzo por conocer las medidas preventivas del femicidio que ha adoptado el Estado, no encontramos evidencias de ellas. Además, en Venezuela falta un sistema nacional de estadísticas formal, que haga el dato público y de libre acceso, y refleje los avances en la investigación y sanción de los casos. Dar a conocer las cifras y registros oficiales de femicidios es urgente, así como datos que reflejen no solo la cantidad de casos, sino las causas específicas y los fenómenos asociados a los mismos que permitan la creación de política públicas dirigidas a la prevención.

Consulte el monitoreo de femicidios del mes de marzo aquí