Monitor de Víctimas: Letalidad policial, principal causa tras los asesinatos en Caracas

La ONG resalta que un tercio de los 599 homicidios que se registraron en Caracas, en 2020, los provocaron las fuerzas policiales

A través de su informe “Pandemia, escasez de gasolina y militarización: el coctel que estimuló la violencia”, investigadores y periodistas del área criminal de la ONG Monitor de Víctimas advierten que los vecindarios pobres de Caracas viven asediados por bandas criminales pero también por los operativos policiales.

Resaltan, de hecho, que un tercio de los 599 homicidios que se registraron en Caracas, en 2020, los provocaron las fuerzas policiales.

La organización, creada hace tres años para combatir la opacidad en la información sobre la violencia en Venezuela, señala que la Constitución venezolana prohíbe la pena de muerte, sin embargo, “la letalidad policial continúa siendo el móvil que tiene la mayor cantidad de víctimas, en Caracas, desde hace tres años”, con un total de 204 muertes.

Actuación de los uniformados

Lorena Meléndez, periodista y miembro del Monitor de Víctimas, explicó que, en 2017, la mayoría de los asesinatos en la capital se cometían durante robos, pero eso cambió en 2018, cuando comenzaron a aumentar las muertes por la actuación de uniformados. “Esto no se ha frenado ni siquiera en pandemia”, precisó.

Las muertes constituyen producto de ejecuciones extrajudiciales o fruto de la resistencia a la autoridad y ocurren durante operativos policiales para combatir a las pandillas que operan en barriadas de Caracas. No en vano, destaca Monitor de Víctimas, en esas incursiones terminan asesinados jóvenes de entre 19 y 30 años que, en ocasiones, no tienen antecedentes penales.

Balas perdidas

Con el informe “Pandemia, escasez de gasolina y militarización: el coctel que estimuló la violencia”, los investigadores llamaron la atención sobre las consecuencias que han tenido los enfrentamientos entre policías y bandas de delincuentes. De acuerdo con sus datos, 14 personas inocentes perdieron la vida, en 2020, en medio de las balaceras.

“Los casos de personas que mueren por balas perdidas quedan en un limbo judicial. No hay justicia para ellas”, destacó Meléndez.

Alertan que en los vecindarios pobres de Caracas hay una “gobernanza criminal”. “La comunidad se ve forzada a convivir con la banda. Los delincuentes imponen reglas que los habitantes se ven obligados a cumplir. No quiere decir que estén conformes o contentos con eso”, dijo Ronna Rísquez, periodista y miembro de Monitor de Víctimas.

El gobierno de Venezuela ha reiterado que parte de la violencia que se vive en la capital la ocasionan grupos armados, apoyados por la oposición.

Con información de VOA.