Rosmit Mantilla

El 2 de mayo de 2014, Rosmit Mantilla fue detenido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en su casa en Caracas. La orden de detención contra él se basó en la acusación de una persona anónima que indicó que Rosmit había recibido dinero de un grupo de empresarios para financiar las protestas contra el gobierno que en esos momentos estaban teniendo lugar en Caracas.

Durante el registro a su domicilio el mismo día de su detención, los funcionarios del SEBIN afirmaron haber encontrado panfletos llamando a las protestas contra el gobierno y sobres con dinero, hecho que tanto Rosmit, como su familia, negaron. De acuerdo a su testimonio, los funcionarios entraron en el dormitorio de Rosmit y pusieron dinero en unos sobres y los marcaron con los nombres de las dos plazas de la capital donde grupos de manifestantes, en su mayoría estudiantes, habían instalado campamentos en señal de protesta contra el gobierno.

El Ministerio Público acusó a Rosmit de los delitos de instigación pública, intimidación pública obstaculización de vías, incendio de edificios públicos y privados, daños violentos y asociación para delinquir, delitos que conllevan penas de al menos dieciocho años de prisión. Luego de muchos diferimientos de la audiencia para ser imputado, meses de retrasos procesales y afectaciones en su salud, fue liberado después de haber pasado más de dos años detenido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional en Caracas, a la espera de un juicio. Ahora se encuentra fuera del país.